183

Por Ángel Quiroz

El fabricante británico Rolls-Royce se encuentra desarrollando un nuevo avión impulsado exclusivamente por energía eléctrica, cuyo primer vuelo se espera sea realizado, de forma oficial, en 2020.

Se detalló que el modelo estará equipado con un paquete de baterías que alimentarán tres motores eléctricos que aportarán una potencia combinada de 500 CV permitiéndole alcanzar una velocidad de has 482 kilómetros por hora y, de esta forma, convertirse en el avión más rápido dentro de su categoría. Para lograrlo, el fabricante está aprovechando la experiencia obtenida en las carreras de coches eléctricos Fórmula E como parte de la iniciativa Acelerando la Electrificación del Vuelo (ACCEL, por sus siglas en inglés), financiada en parte por el Gobierno británico y que cuenta con socios como la start-up de aviación Electroflight y el fabricante de motores eléctricos YASA

Rolls Royce

Imagen: Rolls-Royce