173

Por Enrique Lira

La empresa aeroespacial SpaceX, liderada por Elon Musk, demandó al Centro Espacial de Sistemas y Misiles (SMS) que depende de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), por otorgar 2 mil 300 millones de dólares a sus competidores Blue Origin, Northrop Grumman y United Launch Alliance.
El problema es que los dispositivos de lanzamiento de estas empresas todavía no han sido construidos y solo son planes, a diferencia de los Falcon y Falcon Heavy de SpaceX, lo que para la empresa de Elon Musk denota un negocio “arbitrario, caprichoso y contrario a la ley” por parte del Pentágno.
La empresa considera injustos los fondos destinados a estas tres empresas y sus dispositivos, a los que describe como “cohetes de papel” y considera que por su trabajo, SpaceX se ha ganado un lugar en el portafolio de contratos del Acuerdo de Servicios de Lanzamiento.
“Si bien apoyamos a la Fuerza Aérea en el avance de la segunda fase de su estrategia de adquisición de cohetes espaciales para salvaguardar la seguridad nacional, impugnamos formalmente la decisión, para garantizar la igualdad de condiciones para la competencia” afirma la demanda de SpaceX.

Falcon9

Foto. SpaceX

Comentario Editorial
EL ORÁCULO AERONÁUTICO DE PARÍS
Con la opinión de Héctor Dávila

Director General de América Vuela

El París Air Show, que más que un espectáculo aéreo es más bien lo que se llama un "trade show", o encuentro de negocios, representa el punto más importante a nivel mundial donde los expertos, empresarios, analistas y periodistas más especializados se concentran ...

Comentario Completo
Articulos
El Conquistador del Cielo
Por Héctor Dávila

En recuerdo del más célebre héroe de la aviación mexicana, Francisco Sarabia Tinoco, en el 80 aniversario de su deceso, presentamos la historia ...

Articulo Completo