338

Por Enrique Lira

El fabricante de equipo aeroespacial BAE Systems recibió un contrato por 36.7 millones de dólares de la Marina de los Estados Unidos para desarrollar un avanzado señuelo remolcado para proteger los aviones militares de los ataques con misiles. El sistema debe ser apto para ser instalado en cazas, bombarderos y transportes, bloqueando o confundiendo los sistemas de radar de misiles hostiles.

El nuevo señuelo tomará como base de inicio el AN/ALE-55 del fabricante, de los cuales 3,000 están en servicio con la Armada de los Estados Unidos, La Real Fuerza Aérea Australiana y la Real Fuerza Aérea Saudí. Consiste en una unidad remolcable que está conectada por un cable de fibra óptica al conjunto de guerra electrónica a bordo del avión y puede operar con el sistema de la nave o de forma independiente.

En caso de un ataque con misiles, el señuelo tiene tres formas de responder. La primera es detectar la señal de radar del misil entrante, analizarla y luego bloquearla. Si esto no funciona y el misil se bloquea en la aeronave blanco, la segunda respuesta es usar múltiples señales de interferencia para romper el bloqueo. Si eso tampoco funciona, la tercera opción se activa y el señuelo intenta engañar al misil para que lo ataque en vez de la avión, combinando interferencia con una señal falsa que emula la de la firma de radar del avión.

 

Decoy

Foto: BAE Systems