601

Por Enrique Lira

El fabricante canadiense, Bombardier completó el primero de junio, el proceso de venta de su línea de aviones regionales CRJ a Mitsubishi Heavy Industries por 550 millones de dólares, con lo que cierra definitivamente su participación en la aviación de aerolínea después de una trayectoria de tres décadas.

El acuerdo agrega capital muy necesario a una empresa cuya deuda supera los 9 mil millones de dólares y cuya cartera de pedidos de aviones ejecutivos está congelada a medida que los clientes y las empresas sortean un ambiente de recesión global.  

La transacción es parte de una serie de ventas destinadas a reducir los gastos generales de la compañía e inyectar liquidez a raíz de la deuda acumulada para financiar el programa de aviones comerciales de la Serie C.

 

CRJ550