421

Por Ángel Quiroz

Michael Bradley, un pasajero en un vuelo de la aerolínea británica EasyJet, que cubría la ruta entre Mánchester, Reino Unido, y Alicante, España, tuvo que tomar el pasado lunes los mandos de la aeronave hasta su destino debido a que el piloto asignado no se presentó.

Bradley, quien resultó ser piloto de la aerolínea, con licencia vigente y con capacidad para operar la aeronave, se puso en contacto con EasyJet para ofrecer sus servicios debido a que el vuelo presentaba un retraso de dos horas. Después de evaluar la situación, la compañía llamó a Bradley para solicitarle el favor de volar la aeronave Airbus, quien cubrió la ruta exitosamente.

“Estamos agradecidos con uno de nuestros pilotos que viajaba de vacaciones de Manchester a Alicante el 2 de septiembre con su familia y se ofreció como voluntario para operar el vuelo”, señaló un portavoz de la aerolínea británica, aclarando que el piloto que debía hacerse cargo del vuelo no se presentó por un problema ajeno a él.

 

easy

Imagen: Flickr

Articulos Relacionados

Grupo Lufthansa transportó más de 111 millones de pasajeros en nueve meses 14 Oct 2019

Viva Air aumentará frecuencias a Miami y Lima 13 Oct 2019

IAG se compromete con “emisiones netas cero” de CO2 en 2050 13 Oct 2019

Ordena FAA revisar aletas de los 787 12 Oct 2019

Avianca anuncia nueva ruta entre Bogotá y Asunción 12 Oct 2019

Wingo fortalece su operación en 2020 ofertado más de 230 mil asientos adicionales 11 Oct 2019

Se despista Fokker 50 en Kenia 11 Oct 2019