835

Por Enrique Lira

Cada cierto tiempo arriba a los escenarios bélicos una nueva tecnología con la capacidad para replantear el ambiente de combate, este es el caso del nuevo misile aire - aire de alcance medio y guía radica MBDA Meteor, que se encuentra en posición de desbancar el virtual monopolio que mantuvo por cinco décadas el misil estadounidense AIM-120 AMRAAM y su antecesor el AIM-7 Sparrow en el inventario de combate aéreo de la OTAN.  

El MBDA Meteor fue desarrollado por un consorcio de seis empresas europeas para equipar a los cazas Eurofighter Typhoon de la Royal Air Force del Reino Unido, de la Luftwaffe de Alemania, del Ejército del Aire de España y de la Aeronautica Militare de Italia, así como a los Dassault Rafale de Francia, Saab 39 Gripen de la Fuerza Aérea Sueca y posiblemente los F-35 de la Royal Navy británica.

Meteor2

Acorde con MBDA el Meteor tiene un rendimiento de tres a seis veces superior a cualquier otro misil de su categoría, debido a su avanzada electrónica y sobre todo a su sistema de propulsión a base de un motor estatorreactor (ramjet) que supera a los anteriores motores cohete, al respirar aire ambiental en vez de cargar su propio oxidante en el combustible, con lo que se mejora el peso, la simplicidad de mantenimiento y el alcance, permitiendo al Meteor atacar oponentes hasta los 320 km a una velocidad de punta de Mach 4.

Para ser efectivos en el combate de hoy, los misiles deben resistir las amenazas de guerra electrónica del enemigo. Los Meteoros están diseñados para permanecer efectivos frente a la densa ofensiva electrónica que seguramente tratará de detenerlos, esto se logra gracias a un enlace de datos digital altamente cifrado de dos vías por microondas, que redefine el concepto de las armas “apunta y dispara” ya que el piloto del caza que dispara un Meteor puede incluso lanzarlo sin estar bloqueado en un objetivo definido, para posteriormente asignarle al arma su blanco o bien detener la misión en caso de que sea necesario.

Meteor3

Internamente el misil inicia su vuelo guiado por un su navegador inercial autónomo, que lo blinda también de interferencias, en la fase terminal el sistema cambia a modo de radar activo en banda X/4A. Por todo lo anterior el conjunto de designación de blancos es sumamente difícil de detectar para los equipos de alerta del caza enemigo, al grado de que éste no se percataría de que está siendo “iluminado o acerrojado” por un agresor hasta que sea muy tarde.
 
La carga de combate del Meteor consiste en 190 kg de alto explosivo que detona por medio de su espoleta de aproximación láser o por impacto, conjunto que funciona significativamente mejor que los sistemas anteriores, permitiendo una zona de efectividad más amplia y una tasa de efectividad por disparo también mayor.

En el 2016, el caza sueco Saab Gripen fue el primero en declarar la capacidad operativa con los MBDA Meteor y ahora los Typhoon británicos también están armados con este misil. Se espera que el francés Dassault Rafale reciba su certificación de capacidad de combate a finales de este año, posteriormente Alemania, Italia y España, también equiparán sus aviones de combate con este avanzado misil. La integración del Meteor en los Lockheed Martin F-35 aunque es casi segura, aun no se ha definido oficialmente, con la Armada británica como el primer candidato para implementarla.

 

Meteor4

Archivo de Artículos