383

 

 

Este 14 de febrero, fecha coincidentemente muy apropiada, inicia en su trigésima cuarta entrega el Seminario Internacional de Seguridad Aérea "Amigos de la Aviación", con sede en la "Sultana del Norte", y que es quizá el evento más serio y de mayor permanencia en México enfocado a incidir de forma concreta en el mejoramiento de la seguridad de la aviación.

Este seminario nació en la década de los ochenta por iniciativa de los servicios de control de tránsito aéreo mexicanos y estadounidenses bajo el nombre de "Operación Amistad", con la finalidad de orientar y familiarizar a los pilotos de la región noreste del país sobre procedimientos básicos de control de tránsito aéreo y reglamentación aérea de los Estados Unidos, y a través del tiempo la organización ha ido cambiando de manos y de sedes, pero siempre manifestándose como un importante e imprescindible punto de encuentro entre aviadores de ambos países, desarrollando como ningún otro actividades de claro beneficio para la comunidad aeronáutica y evolucionando para ampliar sus alcances e intereses, hasta convertirse en el eficaz escenario que es hoy para ventilar problemas, soluciones y propuestas en materia de aviación.

Que exista un evento así, de participación privada y oficial, para la aviación civil, es súper importante, pues aunque la tendencia en los últimos cinco años muestra una clara disminución de los accidentes aéreos en México, el año pasado lamentablemente se sufrió un sensible aumento en el número de percances de aviones monomotores con respecto al 2016, y apenas se están por cumplir los primeros 45 días de este año y ya se han presentado 8 accidentes de aviación general en el país, 7 de ellos de aviones monomotores, casi la mitad de servicio agrícola...

Por eso aplaudo que en el programa del Seminario la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) afronte el tema y presente la ponencia " Estadísticas de accidentes de aviación general y Recomendaciones para su reducción ", en voz de Armando Constantino, encargado del asunto por parte de la autoridad. También nuestro amigo Jorge Romero hablará de los Programas de Seguridad Operacional implantados por la DGAC y su contraparte norteamericana, la Federal Aviation Administration (FAA), explicara sus programas internacionales de seguridad en aviación.

Si bien las aportaciones en materia de seguridad son vitales, me parece destacable el gran logro de "Amigos de la Aviación" al haber obtenido, en base al trabajo conjunto con las autoridades de la DGAC, la autorización de la FAA para efectuar durante el Seminario los exámenes necesarios para obtener licencias estadounidenses de mecánicos y pilotos privados sin necesidad de viajar a los Estados Unidos, y no solo eso, además, la FAA autorizó que personal de los países de Centro y Sudamérica presentaran sus solicitudes de licencia en México, lo cual pone a este evento bajo la luz del reflector internacional.

Otra prueba del éxito de "Amigos de la Aviación" es que la FAA organizará una reunión de dos días que se centrará en cuestiones de interés para los estándares de vuelo en la región del Hemisferio Occidental. Su principal objetivo es promover la armonización y el cumplimiento de las legislaciones, requisitos reglamentarios, políticas y procedimientos para mejorar la seguridad de la aviación, así como promover esfuerzos para mitigar el impacto de la aviación en el medio ambiente con el uso de nuevas tecnologías y procedimientos, además de compartir mejores prácticas.

En un entorno nacional donde vemos con decepción que instituciones gubernamentales, como Proméxico o la Fuerza Aérea, se despachan con jugosos presupuestos para pretender promover el desarrollo de la aviación, y que se quedan en acciones de mucho despilfarro y raquíticos resultados, "Amigos de la Aviación" representa un oasis fresco y esperanzador que demuestra que se puede hacer mucho por la aviación, incluso con muy pocos recursos, gracias al trabajo de verdad profesional de sus organizadores, entre ellos el de Roberto Marcos y Yamile David, de quienes me consta el entusiasmo que le "echan" a este proyecto, el cual no ha estado exento de sortear peripecias y dificultades, sobre todo en la difícil tarea de conseguir los recursos que requiere un evento de esta calidad, pero que como pocos han logrado hacer algo tan notable en favor de toda la comunidad aeronáutica.

Siempre nos quejamos de la falta de foros independientes y serios en favor de la aviación, por eso no podemos pasar por alto este Seminario único, al que debemos apoyar participando. Por supuesto tengo la certeza de que este evento, en el hotel Camino Real San Pedro de Monterrey, Nuevo León, será un éxito total, y hasta allá les hago llegar un gran y muy apretado abrazo del Día de la Amistad a todos mis queridos "Amigos de la Aviación". ¡Enhorabuena!

Saludos

Héctor Dávila.

 

Amigos

Archivo de Comentarios Editoriales