345

Los legendarios capitanes Francisco Tarazona, Jorge Farell, Francisco Ballina y Andrés Fabre se han de estar retorciendo en sus tumbas por los vergonzosos sucesos que escenificó la semana pasada el Sindicato que formaron con tanto esfuerzo hace casi 60 años.

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México, que todos conocemos como ASPA, ya no es ni "el polvo de aquellos lodos", cuando era una organización ejemplar, casi virtuosa, caracterizada por la unidad de sus miembros y la genuina preocupación por proteger los derechos de los pilotos, al tiempo de impulsar el desarrollo de la aviación y la seguridad aérea, siempre dentro de un esquema de estricto apego a la legalidad y los procesos democráticos. ASPA fue un modelo sindical envidiable.

Pero los demonios de la anarquía y el caos se desataron el pasado 28 de noviembre descubriendo la severa crisis que existe dentro de esta institución y la degradación ética que se ha apoderado de muchos de sus agremiados.
Bajo el pretexto de defender a un compañero supuestamente despedido por padecer un problema serio de salud, un grupo de entre 70 y 150 pilotos de AeroMéxico Connect se rebelaron y ocasionaron tremendo caos en el aeropuerto de la Ciudad de México, que afectó a no menos de 60 vuelos, dejando varados a más de diez mil pasajeros.

Lo que me sorprende es el grado de inmadurez e ignorancia de los que participaron en este atropello, en primer lugar ¿qué no saben que hay instancias correctas y muy efectivas para defender un caso de este tipo? En las Juntas de Conciliación y Arbitraje cualquier abogado de medio pelo podría ganar un caso de despido injustificado así, y lograr una súper indemnización y hasta la reinstalación en el puesto; todos sabemos que en los juicios laborales los empleados tienen casi siempre las de ganar, sobre todo con las pruebas médicas que dicen que hay...

En segundo lugar, la Ley Federal del Trabajo contempla claramente la forma en que los trabajadores pueden manifestarse y defenderse en casos que legítimamente atenten contra sus derechos y su fuente de empleo, por tanto una huelga o paro de labores debe ser autorizada sólo de acuerdo a los estatutos del Sindicato, con el aval de la mayoría de los trabajadores a través de su Comité Ejecutivo y de la Asamblea General y obligatoriamente debe avisarse a la empresa y a las autoridades laborales por escrito y diez días antes cuando se trata, como en este caso, de un servicio público, especificando con toda claridad los motivos y demandas para que las controversias puedan dirimirse y evitar el paro.

No hay duda, además de irresponsable el paro de la semana pasada fue ilegal y arbitrario, pues no obedeció a ningún procedimiento laboral, ni tuvo causa o justificación legal ni fue ordenado o autorizada por la organización sindical. Es inaceptable que por supuestamente defender los derechos de uno, estos pilotos hayan pisoteado cobardemente los derechos de miles de personas, demostrando una total ignorancia de las leyes y procedimientos éticos y una terrible falta de respeto a quién más se deben: los pasajeros.

Pero ¿Por qué lo hicieron? ¿Qué les falta? ¿Madurez? ¿Leer? ¿Unas nalgadas de sus papás? ¿Ver más "bax "? ¿Por qué 150 pilotos profesionales se dejaron llevar como borregos por un grupito de revoltosos al precipicio de una acción tan torpe?

La respuesta a esta pregunta está en el verdadero trasfondo de estos hechos, pues al interior de ASPA se ha dado una lucha de poder, donde las traiciones y las jugarretas sucias han sido la norma. El organizador del numerito, José Manuel Fernández, Secretario del Trabajo y Conflictos, haciendo gala de prepotencia y arbitrariedad, se pasó por el arco del triunfo todos los estatutos y autoridades de ASPA, así como la Ley del Trabajo, y aprovechó el pretexto del despido de su compañero para realizar una demostración de fuerza, con el apoyo de pilotos de Connect, a los que enamoró con la promesa de forzar a AeroMéxico a igualar los sueldos y prestaciones de sus empresas filiales, recordemos que los beneficios contractuales entre los pilotos de mayor experiencia en la troncal (AeroMéxico) y los de reciente ingreso a su alimentadora o regional (Connect-Litoral) no son los mismos. Este es un tema álgido y donde ASPA tuvo que ceder hace tiempo por ser imprescindible para la viabilidad financiera de la empresa, incluso actualmente se debate sobre la compra de hasta 75 nuevas aeronaves, contrato por el que contienden Bombardier y Embraer, y que los pilotos quieren que se incorporen a AeroMéxico para que se les remunere a ese nivel, mientras que la empresa está en la postura de que si no se incorporan a Connect le saldría más caro "el caldo que las albóndigas", y de plano mejor no compra nada...

Pero regresando al tema principal, los pilotos disidentes, encabezados por el ambicioso  Fernández, fueron aumentando el ambiente de distensión en ASPA hasta niveles de fuertes enfrentamientos, al grado incluso de violencia y se dice que este sujeto llegó a amenazar con un arma a Carlos Smith, Secretario del Interior. Los defensores del "movimiento" minimizan el hecho diciendo que la pistola era de juguete o de "gotcha" y que Smith fue el provocador, pero de cualquier forma, en serio,¿éste es el comportamiento que se espera de quién lleva la responsabilidad de la vida de tantas personas al mando de un avión? No por nada Medicina del Transporte busca a estos rijosos para cerciorarse de que están mentalmente aptos para tan alta responsabilidad. Yo lo dudo...

Las consecuencias por tanta barbaridad y ambición son graves y no se hicieron esperar: la empresa ya despidió con toda justificación al organizador del paro y tiene en la mira a los principales cabecillas, se dice que les están preparando una bonita demanda para que respondan por los daños y perjuicios que causaron con su desplante. Por su parte, la Dirección General de Aeronáutica Civil, dentro de sus facultades en atención a lo que se considera fue un claro ataque contra las vías generales de comunicación y una interrupción injustificada de las operaciones aéreas y la seguridad aeroportuaria, ya le suspendió la licencia a seis de los pilotos implicados. Los demás seguro ya pusieron sus barbas a remojar...

Inevitablemente, en ASPA también hay consecuencias: la Comisión de Honor y Justicia está investigando el asunto y debe emitir un dictamen para el día 15 de diciembre, pero mientras tanto José Manuel Fernández y Carlos Smith fueron separados de sus cargos en una Asamblea General Extraordinaria donde además renunciaron los capitanes Héctor García Castillo (Tesorero), Daniel Juárez (subsecretario del Trabajo y Conflictos) y Francisco Corona (secretario de Prensa y Publicidad).

Pero el daño está hecho y la unión, fuerza y credibilidad de ASPA quedó por los suelos; su Secretario General, el capitán Mario Alberto González Aguilera, quien también está bajo investigación, es responsable de uno de los episodios más vergonzosos de la historia del sindicato, donde la figura de autoridad que debe representar fue ignorada y sus llamados a detener el paro ilegal desoídos, en un momento crucial en que la aviación mexicana experimenta un crecimiento extraordinario, de hasta el doble de la media mundial, que requerirá de miles de pilotos en los próximos años y donde la necesidad de contar con verdaderos líderes es apremiante. ¡Cómo hacen falta hoy entre los pilotos personajes de la talla de Ballina, Tarazona, Farell, Fabre y Baldomero!

Irónicamente, José Manuel Orduño, el piloto supuestamente despedido injustificadamente y que se tomó como pretexto para todo este alboroto, será defendido por el sindicato por los medios e instancias correctas, como debió ser desde un principio.

Saludos

Héctor Dávila.

 

ASPA3

Acerca de Nosotros



La revista América Vuela nació en agosto de 1992, como una publicación especializada dirigida al sector profesional de la industria aeronáutica latinoamericana, fue la primera en su formato, totalmente escrita y editada en Latinoamérica.

Creadora de conceptos como la exitosa Exposición y Convención Internacional de Aviación AeroExpo, es además la primera y única revista multimedia en aeronáutica editada en español, al contar con las aplicaciones y paginas digitales más modernas.


America Vuela

Aviso de Privacidad